Los sistemas fotovoltaicos autónomos se caracterizan por ser independientes de la red eléctrica.

Dado que los paneles solares solo generan energia, no la almacenan, en este tipo de kit se vinculan a un banco de baterías para que la energía pueda ser usada en el momento que se requiera.

Las principales aplicaciones para los Sistemas Fotovoltaicos AUTONOMOS (con baterías) son:

  • Electrificación de casas rurales en zonas apartadas
  • Backup ante cortes de luz
  • Economizadores en instalaciones con acceso a la red electrica ( solo instalaciones en paralelo)
  • Obradores
  • Puestos de Vigilancia
  • Paradores
  • Quinchos
  • Luminarias solares
  • Sistemas para repetidoras de microondas, de telemetría, de monitoreo, etc..

Los sistemas solares autonomos pueden funcionar de manera autónoma y autosuficiente si son correctamente dimensionados. Se configuran previamente en base a los artefactos a abastecer, estando su cobertura limitada solo a esos artefactos.