Comercializamos baterías de ciclo profundo, especialmente diseñadas para aplicaciones de energía fotovoltaica.

Estas baterías están concebidas para aplicaciones donde se requiere alto ciclado y descargas muy profundas. Las placas de gran espesor y aleación plomo-antimonio incrementan la vida útil en aplicaciones de ciclado y le otorgan gran resistencia mecánica a las vibraciones. Este tipo de baterías están fabricadas con una pasta de alta densidad y porosidad logrando así una excelente adhesión a la grilla de la placa y logra de este modo una extraordinaria respuesta ante el ciclado de carga y descarga constante.

Algunas baterías de tracción poseen un diseño especial en sus placas a diferencia de las anteriores donde son planas, se encuentran también las de placa tubular, estas tienen la particularidad de resignar ciclos a cambio de un fuerte incremento de la capacidad a bajos regímenes.

Capacidad en Amperes-Hora

Todas las baterías de ciclo profundo se clasifican y califican en amperes hora.

Amperes Hora es el término usado para describir una tasa de descarga de corriente estandarizada en relación con el tiempo. Se calcula multiplicando amperes y horas. El período de calificación generalmente aceptado para la mayoría de los fabricantes es de 20 horas. Esto significa que la batería proporcionará el amperaje nominal durante aproximadamente 20 horas hasta que se reduzca a 10.5 voltios o esté completamente muerta.